MERCADILLO SOLIDARIO en Tres Cantos

MERCADILLO SOLIDARIO CON EL “PROYECTO OFTALMOLOGICO EN TURKANA”

Oyes hablar de Turkana y te engancha. Te dicen las enfermedades que padecen en los ojos los niñitos de allí y te quedas enganchado. Te cuentan como solucionan todo lo que pueden, de adultos y de niños y ya sí que lo haces todo tuyo, te enganchas de verdad.

El grupo de oftalmólogos “turkaneros” emana solidaridad, entrega, amor, alegría….

Por eso, cuando me salió al encuentro la existencia de un mercadillo factible para montar un puesto, se nos ocurrió poner el nuestro con el objetivo y con toda la información posible sobre nuestra causa: El Proyecto de Ojos en Turkana.

Mercadillo3C-1

Soy la madre de Blanca, una de las oftalmólogas turkaneras. Quiero contar de nuestro mercadillo, del que muchos me habréis oído hablar. El Alcalde de Tres Cantos, permite que todos los primeros domingos de mes se monten unos puestos, libremente, en un bulevar que hay cerca de la iglesia de la 2 ª Fase, un sitio idóneo y cómodo. Allí nos instalamos nosotros. No hace falta nada mas. Ya llevamos muchos mercadillos con la ilusión de aportar nuestro granito de arena al Proyecto y hasta ahora siempre hemos tenido éxito. Todos los que participamos estamos encantados y lo pasamos muy bien.

Mercadillo3C-2

Las cosas que vendemos provienen de todos sitios y son de lo más variopintas. Cosas de las que te quieres deshacer, pero te da pena. Cosas que te sobran. Cosas de las que prescindes por una buena causa. Me ha pasado de hablar del mercadillo y alguien que me escuchaba, querer colaborar y mandar tres bolsones de cosas. Todo se admite , bonito, menos bonito, bueno , menos bueno, regular…., claro, que esté bien… Hay quien hace jabones y nos ha dado un montón de ellos llenos de cariño. Los niños hacen pulseras. Se dio el caso de que reunimos 102 collares. Todo se vende, puedes oír a un nieto diciendo: “estoy de saldo, doy 2 coches por 1 euro” ó llévate algo, que es para colirios”. Con María de la O, la hija de mi amiga Aurora, reunimos todas la cosas que nos dan, las ordenamos y preparamos durante todo el mes, luego el día del mercadillo vienen todos los que pueden de la familia y amigos a ayudar a poner el puesto y a vender explicando el proyecto. Eso nos da ocasión de vernos y convivir más contentos de colaborar con este Proyecto. Los adultos explican con toda clase de detalles de que se trata, lo han oído cientos de veces de su hermana o cuñada o amiga, los chicos cuentan que su madre va a operar allí y mis nietos pequeños son los que mejor transmiten que comprando algo por un euro ayudan a Äfrica.

Tú, también puedes venir, o inventar otra cosa diferente solidaria con el Proyecto . Dinos tus ideas…

No podemos ir a Turkana pero Turkana viene a nosotros. Contamos contigo.

Blanca Sandoval

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *